Claudia Avila Vargas

Bogotá,Colombia

http://avilcla.cv.fm/es/

 

Cuantos van:

 

 

 

 

QR code services, tools and utilities by www.qr4.nl

Qué puede decir un papel de mi...Que no sepas tu mamá?

Hablemos de Evaluación

 

Bueno...resulta que cuando estás en el colegio y te “formas”, la institución educativa cuenta con unos cortes que se realizan luego de unos meses, cortes que permiten que el docente acompañante determine lo que sabes…

 

Lo escribo con puntos suspensivos porque luego de tanto tiempo de ser docente hasta ahora mi hijo Emmanuel me ha hecho entender esto de los informes o boletines, de otra manera, de una manera...diferente.

 

El 23 de abril de este año ha tenido entrega de informes en su colegio y él ha llegado a casa a mencionar.

 

-      Mamá mañana no hay clase, tenemos que ir a la entrega de informes-.

-      Pero qué es eso?

 

A lo que yo le respondo que la profe conversará conmigo para contarme cositas de él.

 

-      Cositas mías? pero qué cosas? Si ya tu sabes todo, para eso son las mamás, ellas saben lo que nos pasa y lo que sentimos así no estemos con ellas.

-      Eso es lo que tu me dices siempre… Y así siguió

 

Entonces le dije que me hablarían de las cosas que él hacía en el colegio, sobre cómo le iba en las clases.

 

-      En las clases? pero si tu sabes cómo me va, te cuento todos los días, me ayudas hacer tareas, jugamos...

-      O acaso te va decir donde deje mis lápices y tajalápiz que perdí? De pronto eso te va a decir la profe, cierto mami.

 

Luego de explicarle, no logré  convencerlo  del porqué de los informes.

 

Se llegó el día, fuimos los dos, estuvo pendiente, observador, con actitud de escucha frente a los que decía la profe.

 

Cuando subimos al taxi, me pidió la hoja, empezó a leer los “logros alcanzados”, las notas numéricas y esta fue su interpretación:

 

         -¡Mamá! no entiendo si se supone que habla de mí este papel, porque no aparece lo que yo sé, ¿lo que yo hago en el colegio?

 

-¿Cómo así? ¿Me explicas? le dije.

 

-      Emmanuel: Si tu dijiste que el informe mostraba cosas mías en frases, de lo que sabía, pero esto no dice nada de mí.

 

Y qué crees que debería decir entonces? Le dije yo. Y con su inocencia e inteligencia que tienen todos los niños para ver el mundo diferente responde. - Pues que me gusta correr, que pierdo algunas cosas sin querer, que ya casi sé hacer botes, que me gusta reír mucho y preguntar pero a los profes no les gusta que pregunte, que soy un poquito miedoso, que me gusta ensuciarme y abrazar mucho.

 

Claro mi cielo eso debería decir,

 

 - Mami la profe dice que los números dicen cuanto sé, si me saco un 5 es como una carita será feliz, entonces ¿solo tengo dos caras felices? ¿Por Qué?

 

Dice que en la casa debemos estudiar mucho, aprender cosas que están en los cuadernos, repasar, para que cuando nos den las hojas, podamos responder lo que preguntan sin equivocarnos; ella me pregunto que porque yo no escribo como dice en el cuaderno, que si luego no estudiamos,  yo le dije que nosotros jugamos con una ruleta de colores, que a veces somos piratas y encontramos tesoros… pero que siempre cuando jugamos tú me preguntas cosas, que encuentro pistas, que debo descubrir, cosas por responder y luego cuando encuentro el tesoro hay pizzas, dulces; ella dice que no entiende cómo es que estudiamos. Tienes que hablar y decirle.

 

 

Mami será que nos toca aprender las cosas de memoria como hacen algunos niños y dejar de jugar como lo hacemos nosotros?

 

         No, no,nooooo luego me despido de él, de nuevo me voy al trabajo, pero claro me quedo pensando en esto...En la evaluación, en la educación.

 

 

Hoy comparto mi conversación, mi sentir, mi vivir, porque sé que tal vez a muchos les ha pasado los mismo, y yo al igual que le dije a mi niño les digo a ustedes que han leído hasta acá, NOOOOO, no permitamos que el sistema nos   contagie de la manera inequívoca, si eres docente, o padre de familia, podemos hacerlo entre todos...Qué te parece si TODOS cambiamos el paisaje de la educación.

 

Hace poco en una reunión en la Universidad donde laboro, escuchaba algunos compañeros hablar de la importancia de la evaluación cualitativa, y me he quedado con el sinsabor en algunos momentos de la derrota… del silencio, de no querer hablar, porque los discursos siguen igual; es decir se piensa que se está haciendo evaluación cualitativa porque se cambian números por criterios (letras), y yo me pregunto ¿En qué difiere esto, lo que vive Emmanuel en el aula?, ahora bien; voy a lo siguiente, la evaluación cualitativa no lo hace la autoevaluación, coevaluación, heteroevaluación, eso...eso, eso, solo son momentos, hablamos del sueño de cambiar el paisaje, cuando seamos capaces de pensarnos en actividades , en metodologías que involucren el todo, no resultados específicos, cambiemos el paisaje, pintemos diferente, préstame tus pinceles y yo te presto los míos, te parece si nos atrevemos a soñar, y si estos sueños los volvemos realidad?

 

Te parece, mi profe...Te parece si sabes quién soy yo, te parece si nos permitimos conocer un poco, un poquito a nuestros chicos, a nuestros educandos? Soñamos

Escribir comentario

Comentarios: 1
  • #1

    diana pinto (miércoles, 06 mayo 2015 20:51)

    y si somos creadores de sueños y no destructores de sueños??? Y si dejamos al sistema de lado y creamos nuestro propio sistema???
    en nosotros esta hacer la diferencia!