Claudia Avila Vargas

Bogotá,Colombia

http://avilcla.cv.fm/es/

 

Cuantos van:

 

 

 

 

QR code services, tools and utilities by www.qr4.nl

Sentir esa es la cuestión…

Hoy mientras caminaba al pasar por un colegio, vi a unos chicos de bachillerato, ensayar para la inauguración de juegos deportivos, observe la marcha, las filas, el sonido del pito del profesor, el llamado de atención por salirse de la fila “grito”, y en ese mismo momento volví a mis años escolares y me he quedado pensando que las cosas siguen igual, no niego que muy en el fondo quería convencerme que estas dinámicas ya habían cambiado, que así como  el tiempo pasa, las tecnologías avanzan, también habíamos avanzado por lo menos un escalón, en estas y muchas otras propuestas.

 

Pareciera que las estrategias del aula, fueran como un papel enrollado, el cual cuando abrimos de nuevo vuelve a acomodar su forma.  A lo que voy es que aunque pasen los años, aunque nuevos docentes lleguen al aula, pareciera que nosotros, los docentes fuéramos como papeles enrollados. Somos papeles en  blanco, cada uno de nuestros espacios académicos es un libro sin escribir con todo por contar, pero perdemos la posibilidad de escribir nuevas historias cuando no tenemos en cuenta la parte emocional de nuestros chicos en el aula. El aula es más que contenido, es más que cuadernos llenos de letras, que tableros con textos. El aula, es una oportunidad de vida, en ella hacemos vida, se agrupan sentimientos, en este orden de ideas es necesario tener en cuenta que mientras gestionemos los aprendizajes teniendo en cuenta las emociones los resultados serán mejores.

 

Entonces porque casi siempre al soltarnos “volviendo a la metáfora de la hoja enrollada”, volvemos a la forma?, es decir, ¿por qué nos acomodamos al sistema?. ¿Qué pasa?

 

 

Y me pregunto,  cómo demonios es qué avanza todo, y aunque lleguen al colegio estudiantes en formación de licenciaturas o recién graduados, no se  presentan estrategias nuevas? qué sucede, o qué ésta sucediendo para que repliquemos prácticas y no cambiemos?, imagino entonces que lo que nos afana es que las directivas encuentren o visualicen acciones donde aparentemente nos estamos saliendo del esquema y generemos “desorden”, y para que no piensen en esto hacemos lo que todos hacen... si claro seguir el esquema, no salirnos de lo cotidiano.

 

Qué pasa con la escuela, qué debería lograr un educando que es escolarizado durante 14 años o más?, ¿Cuál debe ser su intención entonces? Para mí lo emocional es una parte fundamental que debe ser necesaria trabajar en las aulas.

 

 

Si claro lo sé, me estoy saliendo del tema que he empezado a trabajar pero indudablemente todo se relaciona, en el aula de clase se tejen un conglomerado de emociones, es por ello fundamental que se tengan en cuenta y se piensen una a una las estrategias, actividades, recursos, metodologías que empleamos con nuestros chicos, todo repercute, todo dejará una marca para siempre en nuestros estudiantes.

 

Todos estos aspectos son los que hacen que los chicos que estudian licenciaturas, repitan o no, tal vez las diferentes maneras de estar en el aula, la manera de vivirla como escenarios diferentes, lo que quiero que se entienda, es que para mí, sin duda, en ocasiones replicamos lo que vivimos en momentos pasados con nuestros docentes. No sé si sea clara, si se halla entendido lo que quería con el escrito.

 

Por último dejo la invitación para comprender que es necesario un despertar pedagógico, visto desde el panorama de entender que debemos cambiar las maneras de compartir y aprender tanto estudiantes como docentes. Es necesario entender aunque nos cueste, que los énfasis en cada una de las licenciaturas son importantes pero lo es más entender la finalidad pedagógica. La pedagogía es la dificultad mayor, sentirla, entenderla y comprender que está es la esencia de la escuela. Los contenidos… son eso solo contenidos, en cambio, lo sensible de la pedagogía no se transmite en cualquier lado, por ello es importante soñar y estar dispuestos a seguir soñando el aprendizaje como lo más importante.

 

 

 

Termino con esta frase “Sentir esa es la cuestión”.

Escribir comentario

Comentarios: 0