Claudia Avila Vargas

Bogotá,Colombia

http://avilcla.cv.fm/es/

 

Cuantos van:

 

 

 

 

QR code services, tools and utilities by www.qr4.nl

Hablemos de Neuroeducación en las Facultades de Educación

Hoy 10 de febrero una compañera  en facebook publicó una presentación que permitía conocer algunas cosas sobre la neuroeducación.

 

Yo me atreví a responder con las siguientes líneas en la misma red social, la importancia del mismo. Ahora les escribo para compartirles mi apreciación.

 

 

Debemos conocer sobre la Neuroeducación para dejar de diagnosticar, etiquetar y criticar comportamientos de los niños y jóvenes, sobre todo porque es nuestro deber y obligación en el momento de meternos en esto llamado educación. Como les he dicho a los chicos, en la actualidad para el MEN cualquiera puede ser profesor...pero no cualquiera debe ser profesor. 



Lo que tenemos que empezar a implementar de manera urgente es mallas curriculares, semáforos o como le llamen en cada centro donde se imparten licenciaturas; espacios académicos que les dé a conocer a los futuros docentes estos temas, como tratarlos, como ayudar, como desarrollar propuestas de intervención, para que luego no estén esperando que el padre de familia solo se las arregle fuera del colegio. No se trata de recomendar al padre de familia llevarlo a un especialista (no digo que no sea importante y que no se deba hacer) pero también debemos conocer por lo menos algunas cosas que podemos hacer en el aula. 



Los niños con problemas de integración sensorial o con cualquier otra “necesidad” no son un problema o carga en el aula, el problema es que desconocemos estos temas. La necesidad no la tienen ellos, la tenemos nosotros... si, necesidad de conocerlos, de aprender de ellos, de intervenir y mirarlos como una oportunidad para pensar currículos pensados con proyectos de aula capaces de apoyar los procesos de TODOS los niños que tenemos a cargo. Por favor, si no lo hacemos seguiremos criticando a nuestros chicos, atreviéndonos a decir que son groseros, antipáticos, flojos, que tienen letra fea, que tal o cual niño es desatento, flojo, que no sabe sentarse bien, que el agarre del lápiz no es adecuado... Y así cada cosa por desconocimiento. 



El MEN  y las universidades deben plantear competencias profesionales a sus futuros docentes que permitan responder a estas comprensiones.

 

La responsabilidad de las propuestas curriculares de las espacios académicos de pedagogía no es solo hablar del discurso (valga la redundancia) de modelos, de teorías, de antropología... Bueno ustedes me entienden. 

 

Tenemos una oportunidad en este preciso momento de replantear asignaturas que si bien se necesitan abordar en clase, no necesariamente deben ser con intensidad horaria tan amplia, por ello invitados todos los que puedes permear en estas mallas curriculares en los centros donde se forman a los futuros docentes, a dan un vuelco y pensar en la obligatoriedad de espacios académicos donde la neuroeducación no sea un asunto de pocos, sino de todos.

 

 

Escribir comentario

Comentarios: 2
  • #1

    Mónica (miércoles, 16 marzo 2016 20:19)

    Grato encontrar en el camino compañeros docentes que realmente aman esta hermosa labor y la miran con los ojos que yo la miro, que son los del alma y el corazón. estoy de acuerdo contigo en toda la extensión del comentario.

  • #2

    tu (sábado, 09 septiembre 2017 03:42)

    akcept